Instantáneas de vida

Fotografío, luego existo. Instagram, la red social para compartir imágenes, ha seducido a millones de personas en todo el mundo, convirtiéndose en el álbum digital de la sociedad actual.

7977798341_d5ca85535f_z

Lugares de ensueño en blanco y negro, menús que lucen como en el catálogo de un restaurante, atuendos de moda o escenas cotidianas son algunas de las imágenes que se inmortalizan con la cámara fotográfica del teléfono móvil, se editan mediante la aplicación de Instagram y se comparten en ésta y otras redes sociales. Creada en 2010, puede convertir cualquier instantánea rutinaria en un retrato artístico gracias a los filtros que transforman y mejoran el aspecto de las imágenes y que ya han cautivado a más de 300 millones de usuarios activos en todo el mundo.

miami

De la app a la comunidad social
Como muchas de las aplicaciones digitales que han revolucionado nuestra actividad social, Instagram nació del ingenio de un joven estudiante de la Universidad de Stanford, Kevin Syström. Dice la leyenda que en los inicios de Facebook rechazó una oferta de su creador, Mark Zuckerberg.
Lo cierto es que Syström era un aficionado a la fotografía y un visionario del poder del teléfono móvil en nuestra sociedad. En un primer momento ideó una aplicación que permitía la localización geográfica mediante imágenes y, gracias a la inspiración de su novia, incorporó filtros para embellecer las fotografías. Los usuarios rápidamente podrían abrir una cuenta, tomar una fotografía y publicarla; algo sencillo y práctico que en tan sólo dos meses sedujo a un millón de personas.

640px-Instagram_collage_with_15_different_filters Wikimedia Commons/Ragesoss

En el último año ha doblado su audiencia, convirtiéndose en la segunda red social tras Facebook. Su unión con la empresa de Zuckerberg, el impulso de cuentas de personajes famosos como Justin Bieber, Beyoncé o Cristiano Ronaldo junto con la incorporación de nuevas herramientas, explican su rápido auge. Instagram apenas ocupa lugar en el móvil pero tiene un disco duro ilimitado por el que pasan a diario 70 millones de imágenes de todos los rincones del mundo.

Un espejo con vistas al mundo
Philippe González (@philgonzalez) fue uno de los primeros aficionados en nuestro país, cautivado por una app que “te permite retratar tu estilo de vida: lo que vistes, tus mejores momentos y decidir con quién los compartes”. Conocer en carne y hueso a su comunidad virtual fue el motivo que le llevó en 2011 a organizar encuentros presenciales de aficionados o Igers (@igers) en Madrid y Barcelona, y que tienen su réplica en 400 lugares de todo el mundo.
Los momentos fotográficos van acompañados de etiquetas con hashtags o almohadillas que definen las imágenes y la propia esencia de la red y permiten unificar y seguir el contenido relacionado con una temática concreta. Las de #MeRightNow (yo aquí y ahora), #pets, #cats, #dogs (mascotas, perros y gatos), #fashion (moda) y #Foodporn (comida) dan pistas sobre el objeto preferido de las imágenes.

Sin título

Las capturas estrella de 2014 fueron los selfies o autorretratos, que dejan entrever el afán de sus usuarios por mostrase al mundo. Gabriela Pedranti, analista cultural y profesora del Istituto Europeo di Design (IED) de Barcelona, cree que Instagram responde al célebre vaticinio de Andy Warhol acerca de los 15 minutos de fama que todo el mundo tendría en un futuro: “El ‘¡Mírame, estoy aquí!’ aparece de forma compulsiva y se vuelve necesario, no importa tanto la vivencia en sí, sino su inmediato registro y el hecho de compartirla”. Lo que, en opinión de Pedranti, plantea una dicotomía: “Tenemos una vida física y otra digital y las dos son igualmente reales”.

barra

Ver y ser visto parece ser la misión principal de Instagram, donde una recomendación de otro usuario con una buena audiencia puede alimentar la propia de forma sumamente significativa. Es el caso de Tanya Khvorostiana (@tanyataco), ucraniana de diecinueve años, estudiante de moda y residente en Barcelona que en la actualidad cuenta con cerca de cuarenta mil seguidores gracias a la sugerencia de un amigo, que encabeza a su vez la lista de usuarios seguidos en su país de origen. Tanya, que en la red comparte su rutina diaria en la Ciudad Condal, puede llegar a revisar su cuenta hasta 30 veces al día: “Me gusta empezar la jornada inspirándome con imágenes bellas y soy feliz si mis fotografías pueden causar el mismo efecto en otras personas”.

Processed with VSCOcam with lv02 preset

Larga vida a la joven Instagram
Tanya se decanta por Instagram frente a otros canales, formando parte del 75% de usuarios que no supera los 34 años. Instagram es la red por excelencia de los más jóvenes porque ofrece una comunicación visual y simple, según opina el experto en Social Media Juan Merodio (@juanmerodio): “Rápidamente se puede obtener la información y revisar el timeline o calendario de noticias, al contrario de Facebook donde hay una sobrecarga de información”, compara Merodio.

Processed with VSCOcam with a6 preset

Pero no sólo la simplicidad es lo que cautiva a los más jóvenes, sino también su mayor espacio de libertad, según apunta Philippe González: “Para los adolescentes supone una alternativa a Facebook, donde coinciden con sus padres y se sienten más controlados”.

alejandra5

La fotografía cambia de objetivo
Pocos de los jóvenes usuarios de Instagram habrán tenido en sus manos la mítica cámara de fotos Polaroid, objeto de culto vintage que sus responsables se afanan en relanzar al mercado. Y no todos sabrán que este legendario aparato ha inspirado el icono de la aplicación y su enfoque cuadrado, que resulta ser muy intuitivo, según explica Alberto Tognazzi, director científico del área de comunicación visual del IED de Barcelona: “El formato se adapta a la manera habitual de hacer fotos con el móvil: en vertical y sosteniendo el dispositivo con una mano. Es distinto a la fotografía tradicional y da un resultado decente, incluso entre los menos hábiles”.

mypola

Para Jordi Pou (@jordivpou_), fotógrafo profesional que emplea las redes sociales para difundir sus trabajos, Instagram y otras redes sociales pueden ser un escaparate donde los roles se intercambian. “Los que son o quieren ser fotógrafos son muy aburridos y los aficionados sin ninguna pretensión acaban siendo los más interesantes” explica.

Instagram no sólo parece desdibujar las líneas entre lo profesional y lo amateur sino también entre el nivel de los dispositivos. Para Gabriel Samper (@kainxs), abogado de profesión y fotógrafo aficionado, la red ha democratizado la fotografía: “Antes gobernaban los que tenían mejores cámaras, ahora triunfan los que saben contar historias”. Él ha canalizado toda la creatividad de la red organizando el primer congreso de telefonía móvil, que se celebró en 2012 en Torrevieja y que en 2015 cumplirá su cuarta edición.

JordiVPou_TrashaPhoto_045_Instagram

Una nueva narrativa visual
El uso del teléfono móvil ha liberado a la fotografía de sus limitaciones de uso y espacio y se ha erigido con fuerza en el relato de lo cotidiano. Jordi Pou no duda en afirmar que “la imagen es ya una parte inseparable de la experiencia diaria y esa es la auténtica revolución”.
Una cotidianidad permanentemente registrada que parece responder a los deseos que hace un siglo tenían los dadaístas y el director de cine ruso Dziga Vertov, que promovía un cine hiperrealista sin guión. Un paralelismo que Alberto Tognazzi define como “una manera de ver la fragmentación temporal: un cine-ojo subyugado a la máquina, que nos ofrece una mirada que de otra forma no podríamos alcanzar”.

JordiVPou_2016_kokovoko_Instagram

Para Alejandra G. Remón (@alejandraremon), Instagram es el medio a través del que comparte sus “inquietudes o ideas de la manera que a mí me agrada, como soy…”. Y la acogida no podía haber sido mejor, ya que esta técnico europeo en visual merchandising y estudiante de máster de márketing digital y comercio electrónico cuenta con más de nueve mil seguidores.

alejandra4

Lo único que le preocupa de la inmediatez de las redes es que algo “llegue a perder su identidad. La moda es para mí una forma de expresión artística y personal que va más allá de las tendencias… La moda no la dictan las editoriales de las revistas, las creamos nosotros”.

alejandra1

Otra estudiante de moda, Angels Pitarch (@angelspitarch), recuerda que se inició en el uso de esta red social gracias a la aplicación de filtros que permitía mejorar sus capturas, pero que, desde entonces, su manera de hacer “ha cambiado muchísimo, con el tiempo he ido encontrando mi estilo, y al final aprendes a ver cuándo hay una luz o un encuadre que realmente quieres reflejar”.

apitarch2

Como estudiante de moda, “abrir Instagram, es como leer la prensa: me permite estar informada al instante de todo lo que necesito, además de inspirarme”. Pitarch concluye: “Todo el mundo tiene algo que contar, sólo hay que saber encontrarlo”.

apitarch

Las redes sociales son testigo y soporte de una nueva narrativa cotidiana donde las imágenes escriben un relato emocional e impulsivo. Instagram representa el triunfo de la inmediatez visual, componiendo el álbum digital y global de nuestros tiempos, en el que no hay que olvidar darle al Me gusta, aunque sólo sea de vez en cuando.

hostel kex

¿Qué cuentas seguir?

Fotógrafos profesionales
@amivitale: fotógrafa del National Geographic que relata con su cámara la naturaleza y paisajes de África y otros rincones del mundo.
@davidalanharvey: profesional de la agencia Magnum, retrata personas de cualquier lugar del mundo en situaciones cotidianas.
@jordivpou_: imágenes abstractas, muchas en blanco y negro, en las que el autor huye de lo obvio y quiere hacer reflexionar al espectador.

amivitale

Viajes
@muradosmann: de la mano, literalmente, de su novia, este fotógrafo captura instantes en donde los brazos entrelazados de la pareja sirven de marco en ciudades de todo el mundo que ya han visto más de 1 millón de seguidores.
@mariannehope: esta fotógrafa holandesa, creadora del proyecto see my city, nos muestra su ciudad y otras muchas que visita, siempre desde la perspectiva de la profundidad.
@wonderful_places: una imagen vale más que mil palabras y basta con un instante para desear viajar a estos lugares.

murad

Comida
@jamieoliver: con más de 2 millones de seguidores, el mediático chef inglés comparte sus recetas y también momentos de su vida.
@julieskitchen: collages que juegan con la forma y colores de los alimentos, formando composiciones tan apetitosas como originales.

julies

Moda
@francasozzani1: la editora de moda de la revista Vogue Italia comparte el glamour de su profesión y también los lugares a los que ésta le lleva.
@chiaraferragni: una de las reinas de la pasarela de moda de Instagram, con más de 3 millones de seguidores.
@lovelypepa: una de las cuentas con más seguidores en nuestro país, donde la moda y los complementos que luce esta bloguera son los protagonistas.

lovely

Mascotas
@realgrumpycat: la estrella felina que ha triunfado en la red gracias a su cara malhumorada.
@marutaro: el perro de raza japonesa y mirada expresiva que triunfa entre los seguidores de Oriente y Occidente.
@biddythehedgehog: las imágenes protagonizadas por entrañables erizos han seducido a más de seiscientas mil personas.

grumpy

Credits: publiqué una versión de este artículo junto a Cristina Ungil el 31.01.2015 en Estilos de Vida (ES), suplemento semanal de La Vanguardia

Photos: extraídas de las cuentas de Instagram de @realgrumpycat@lovelypepa@julieskitchen@muradosmann@amivitale@angelspitarch@alejandraremon@jordivpou_@tanyataco y @atomasmoreno

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *