La salud a través de aguas prodigiosas

El auge de los establecimientos que ofrecen terapias basadas en las aguas minero-medicinales responde a mucho más que a una moda. Cada vez hay más personas convencidas de su utilidad como complemento efectivo de la medicina en el tratamiento de muchas afecciones.

“Hay un manantial célebre, cuyas burbujeantes aguas tienen un sabor ferruginoso (…), purgan el cuerpo, curan las fiebres y disipan las afecciones calculosas”. Esta es una de primeras referencias escritas sobre las bondades de las aguas ferruginosas, de Plinio el Viejo, naturalista romano del siglo I d.C. Los soldados de las legiones romanas utilizaban el agua caliente para tonificar y relajar sus cuerpos después de las largas marchas o los combates. Estas prácticas, trasladadas a la vida cotidiana, dieron origen a los primeros baños públicos de los que se tiene constancia, las termas romanas.

Arnstein Ronning Wikimedia Commons/Arnstein Ronning

Desde entonces hasta principios del siglo XXI, el interés por las propiedades curativas de las aguas medicinales no ha hecho sino crecer. Hoy en día, el número de habituales de balnearios y lugares naturales en los que se puede disfrutar de las aguas minero-medicinales crece año tras año. Se ha roto el tabú de que estos baños y terapias por agua eran exclusivos de personas de edad avanzada. Cada vez más gente joven los utiliza para desconectar del ajetreo diario, relajarse, tratar problemas de piel o alguna de las dolencias producidas por el ritmo frenético de sus vidas, como la ansiedad o el estrés, con excelentes resultados. Además, muchos de los manantiales se encuentran en lugares de gran belleza natural, por lo que se pueden complementar las terapias con unos días de turismo.

secretlagoonislandia

¿Por qué son tan extraordinarias?
Son aguas de origen natural con composiciones químicas muy difíciles de recrear artificialmente. Para aprovechar sus propiedades beneficiosas para la salud deben utilizarse en el mismo lugar donde surgen, ya que su almacenamiento durante un tiempo prolongado o su transporte les hacen perder temperatura, gases, etc. Su particular composición se debe su origen. Generalmente proceden de depósitos líquidos situados a gran profundidad, por lo que contienen numerosos minerales propios de esas zonas. Esa es también la causa de la alta temperatura con la que brota el agua en algunos manantiales. Las capas subterráneas se hallan normalmente a temperaturas superiores a las de la superficie, de modo que el agua, al circular a través de ellas, se calienta hasta alcanzar temperaturas muy altas e incluso, a veces, convertirse en vapor, como en el caso de los géiseres. Cuando las aguas emanan con una temperatura que supera en más de 5ºC a la de la superficie se denominan aguas termales.

iceland

1- Si lo que quieres es mejorar tu digestión
Situado en la sierra de Granada, Lanjarón es el mayor balneario de Andalucía. Cuenta con seis manantiales de propiedades y temperaturas distintas. Así, por ejemplo, de El Salado brota un agua rica en clorhidratos de sodio y manganeso, a 25ºC de temperatura, mientras que las aguas de San Vicente son de mineralización baja, bicarbonatada, con propiedades diuréticas. Junto con las restantes fuentes, permiten unos tratamientos terapéuticos especialmente indicados para el aparato digestivo, los problemas de reumatismo, el estrés y el agotamiento. Sus instalaciones, completamente equipadas, cuentan también con circuitos termales al aire libre (www.hotelbalneariolanjaron.com).

2- Cuidarse a todos los niveles
Pionero entre los establecimientos termales de Galicia, el balneario pontevedrés de Mondáriz se fundó en 1873. Sus aguas proceden de la lluvia filtrada hasta el subsuelo y son ricas en sodio, hierro, calcio y bicarbonato. Cuenta con tres manantiales con aguas de composiciones ligeramente distintas. En general, están indicadas para proteger el hígado, regular la función digestiva, son diuréticas y ayudan a reducir los niveles de colesterol y glucosa en la sangre. A los tratamientos tradicionales de cura de baños se unen terapias de belleza, antiestrés y de adelgazamiento (www.balneariomondariz.com).

Xurxor Wikimedia Commons/Xurxor

3- A 60 grados para tratar las inflamaciones
Ubicado en la localidad gerundense de Caldas de Malavella, el balneario de Vichy Catalán es célebre por su agua con gas, procedente de un manantial que brota en una de las colinas que rodean al pueblo. La lluvia que se ha filtrado al subsuelo se encuentra con una corriente de agua a altas temperaturas y la fusión entre ambas corrientes produce una gasificación natural del agua, que además contiene numerosas sales y minerales y es apta para consumo interno y externo. Fundado en 1881 por el Doctor Modest Furest i Roca, partidario de la homeopatía y la hidroterapia, ofrece actualmente a sus clientes un centro termal con aguas minero-medicinales y una gran zona ajardinada (www.hotelbalneariovichycatalan.com).

4- Combatir el reumatismo frente al mar
El Balneario Gran Hotel La Toja, está ubicado en la pontevedresa isla del mismo nombre. Sus aguas son de tipo clorurado-sódicas y contienen calcio, magnesio y potasio. Activan las funciones metabólicas, la circulación periférica y son antiinflamatorias y calmantes del dolor, por lo que resultan indicadas para tratar afecciones reumáticas, artritis, artrosis, lumbago y, en general, dolores musculares. También son beneficiosas para combatir enfermedades de la piel y afecciones respiratorias, como la bronquitis crónica o el asma (www.granhotellatoja.com).

5- Los beneficios del aquagym
Al hablar de Baden-Baden nos referimos a una ciudad balnearia. Ya famosa por las propiedades de sus aguas en época de los antiguos romanos, actualmente tiene numerosos establecimientos cuyas aguas proceden de una docena de pozos que llegan a unos dos mil metros de profundidad. Cuando afloran a la superficie, su temperatura oscila entre los 55 y los 69ºC y contienen sodio así como cloruro y fluoruro del mismo mineral, lo que les proporciona un sabor ligeramente salado además de un fuerte olor. Los tratamientos son principalmente de tipo sedante, relajante y de gimnasia acuática, ya que el agua es más densa de lo habitual y el ejercicio en ella es beneficioso para articulaciones, tendones y vértebras.

Budapest_Balneario_GELLERT

6- Mejora tu sistema vascular
En esta localidad del norte de Italia se encuentra el centro termal Val Rendena Fonte Sant’Antonio, que lleva el nombre de un manantial de agua ferruginosa que emerge a casi mil metros sobre el nivel del mar. Es especialmente indicada para el tratamiento de problemas vasculares periféricos, del aparato respiratorio y de algunas afecciones dermatológicas. Es especialmente indicada para tratar los cálculos y las infecciones urinarias repetitivas por su acción fuertemente diurética (www.fontevalrendena.it).

7- Date un peeling de sales minerales
Con más de 80 km de longitud y 16 km de anchura, el Mar Muerto, un enorme lago, no tiene salida para sus aguas, procedentes del río Jordán, que se evacuan únicamente por evaporación. Esto, unido a su situación a 415 metros bajo el nivel del mar, uno de los puntos más bajos del planeta, les confiere unas características muy especiales. Contienen diez veces más de sal que cualquier otro mar y hasta veinte minerales distintos, como cloruro de sodio, de magnesio, de calcio, etc. El barro de sus orillas es negruzco por la acumulación de alquitrán y rico en vitaminas y oligoelementos. La combinación de fango y agua ofrece propiedades saludables en los tratamientos de los centros termales enclavados en sus orillas, muchos de los cuales los combinan con medicina ayurvédica y masajes. Son efectivos para tratar problemas circulatorios, artríticos y de la piel, especialmente para la psoriasis. En opinión de la doctora Nuria Escoda, especialista en Medicina Estética (www.draescoda.com): “Es uno de los lugares en el mundo con mayor tradición de tratamiento de la piel que se mantiene desde la antigüedad. La sal, por su efecto peeling, los barros, por su efecto antiinflamatorio y las algas, por su efecto antioxidante, tienen además un efecto embellecedor de la piel”.

Jorge Láscar Wikimedia Commons/Jorge Láscar

8- Tratar la hipertensión en un lugar mágico
“Castillo de algodón” es el significado en turco del nombre de Pamukkale, este lugar de la Capadocia mundialmente famoso por las terrazas blancas producto del carbonato de calcio que deposita el agua. Ésta brota de más de una decena de manantiales siendo muy rica en minerales e indicada para el tratamiento de la hipertensión arterial, algunas enfermedades cutáneas o problemas de circulación sanguínea. Bebida es de gran ayuda en el tratamiento de afecciones digestivas.

Gaspar Ros Wikimedia Commons/Gaspar Ros

9- Agua islandesa para mitigar la psoriasis
Esta Laguna Secreta de Hverahólmi es la más antigua de Islandia, creada en 1891. Una piscina natural, con aguas que se mantienen todo el año en torno a 40ºC y cuyo vapor se eleva en el aire creando una sensación mágica que aumenta por su situación en un paraje de excepcional belleza. Mientras nos bañamos, podemos ver las erupciones del géiser Litli o escuchar el sonido de las burbujas naturales del agua al ascender. El sílice y los sulfuros que contienen son de gran utilidad en el tratamiento de problemas dermatológicos como la psoriasis (www.secretlagoon.is).

secretlagooniceland

10- Las curas renacentistas
En la capital húngara, Budapest, se halla el mayor balneario medicinal de Europa, los baños de Széchenyi. Situados en pleno centro de la ciudad, sus aguas brotan a temperaturas superiores a los 75ºC y contienen calcio, magnesio, bicarbonato, sodio y fluoruro, entre otros minerales, siendo muy útiles en el tratamiento de trastornos degenerativos de las articulaciones, artritis y postraumáticos (www.szechenyifurdo.hu).

Despieces
El Mar Muerto, en casa
Las aguas del Mar Muerto contienen sal y minerales en proporción superior a cualquier otra agua marina del mundo. Son 21 minerales de los cuales 12 son exclusivos de ese lugar y poseen propiedades antisépticas, bactericidas, hidratantes y activadoras de la circulación sanguínea, entre otras. La Doctora Nuria Escoda explica al respecto: “La gran riqueza de sal, minerales y algas microscópicas hace de estas aguas un remedio natural a muchas afecciones de la piel”. Sabon es una empresa fundada en 1997 en Tel-Aviv, que cuenta con 150 establecimientos en una decena de países, entre ellos España. En el centro de cada uno de ellos, una fuente hecha con piedra de Jerusalén permite a los clientes experimentar con los productos de la firma, cuyo nombre es una traducción semita de la palabra “jabón”, producto inicial que dio paso a diferentes líneas de cuidado personal combinando las propiedades únicas de las aguas y barros del Mar Muerto con aceites y plantas medicinales de Oriente Medio. Sus productos, en forma de exfoliantes corporales, mascarillas de barro o sales de baño son efectivos en el tratamiento de celulitis, artritis, dermatitis, eccemas y psoriasis, además de mejorar activamente el aspecto y la condición saludable de nuestra piel (www.sabon.es).

marmuertodesdejordania

¿Cómo nos pueden ayudar?
Aunque los tratamientos con aguas minero-medicinales, como cualquier terapia, deben estar supervisadas por un médico que aconseje sobre la idoneidad de los mismos, en general, pueden ayudarte si sufres de las siguientes dolencias:
– Para las afecciones gástricas o dispepsias es recomendable un tratamiento con ingesta de aguas bicarbonatadas (cura hidropínica), como las del balneario de Lanjarón o el de Mondáriz.
– Para el reumatismo, rinitis crónica o gota, son ideales las aguas cloruradas, ya sea en baños o duchas, como en el Mar Muerto o incluso en inhalaciones o bebidas, como las de Baden-Baden.
– Si padeces anemia, reumatismo o diabetes encuentran mejora con tratamientos a base de aguas ferruginosas, como las de Royal Tunbrige Wells (Inglaterra) o Caderzone-Fonte Sant’Antonio (Italia).
– Para la inflamación de articulaciones, son ideales los tratamientos de terapia con barro como los de Vichy Catalán.
– Frente a problemas de la piel, como la psoriasis, también encuentran mejoría con las aguas sulfurosas, como las del Secret Lagoon.
– Si tienes hipertensión arterial o problemas de circulación, aguas cálcico-sódico-magnésicas, como las de Pammukale.

Iain and Sarah Wikimedia Commons/Iain and Sarah

Credits: publiqué una versión de este artículo en el número de octubre de 2015 de la revista Objetivo Bienestar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *